Espacios libres de humo de tabaco

Visto: 705
Han pasado cerca de cinco años desde que en el país se expidió la ley que estableció los ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco como una medida para preservar la salud de las personas no fumadoras
La protección de estos ambientes, es una de las mejores prácticas de protección de la salud, que gracias al respaldo y acogida de la comunidad ha resultado efectiva, especialmente para hacer valer el derecho de los no fumadores de respirar aire libre de humo de tabaco y reducir las consecuencias nocivas de la exposición al mismo. Y aunque se cree que solamente afecta a quien está fumando, la verdad es que el humo que sale de un producto de tabaco se expande por dos corrientes, una principal que es la exhalada en cada aspirada por el fumador; Y otra, la lateral que se desprende del cigarrillo encendido; debido a la temperatura de combustión, esta ultima contiene una mayor concentración de elementos tóxicos y cancerígenos.

De las más de 7.000 sustancias químicas que contiene el humo del tabaco, cerca de 70 se han identificado como cancerígenas para el ser humano. Al inhalar el humo, las sustancias llegan rápidamente a los pulmones, de allí pasan a la sangre y a través de las arterias se distribuyen a los tejidos de todo el cuerpo en donde van a causar daño.

De igual forma, se encuentran componentes que afectan directamente a otros órganos del cuerpo como el caso de la nicotina, droga que se encuentra en las hojas de tabaco y que puede ser tan adictiva como la cocaína o la heroína, ya que altera la forma en que el cerebro funciona y hace que la persona la desee cada vez más, trayendo consecuencias negativas para la salud, principalmente porque afecta al corazón y al sistema vascular. Esto deduce que no existe ningún nivel seguro de exposición al humo ambiental de tabaco; cualquier nivel de contaminación implica riesgo para la salud.

¿Por qué promover los ambientes libres de humo?

  • Contar con ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco ayuda a mejorar la salud y la calidad de vida de todas las personas y del ambiente; además, como lo señala la OMS, son necesarios porque:
  • El humo de tabaco ajeno mata y causa graves enfermedades.
  • Los ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco protegen plenamente a los trabajadores y al público de los graves efectos perjudiciales de este.
  • Todos tienen derecho a respirar aire limpio,libre de humo de tabaco.
  • La mayoría de las personas en el mundo no fuma y tiene derecho no a estar expuesta al humo de tabaco ajeno.
  • Las prohibiciones de fumar cuentan con amplio apoyo tanto de fumadores como de no fumadores.
  • Los ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco ayudan a evitar que las personas comiencen a fumar, especialmente los jóvenes.
  • Los ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco dan a los numerosos fumadores que quieren dejar de fumar un fuerte incentivo para disminuir el consumo o abandonarlo por completo.
  • Los ambientes 100 por ciento libres de humo de tabaco son buenos para los negocios, ya que las familias con niños, la mayoría de los no fumadores e incluso los fumadores a menudo prefieren ir a lugares sin humo de tabaco.
  • Los ambientes 100 por ciento libres de humo cuestan poco y dan resultado.

Fuente: Boletin PYP No 7 - Ministerio de Salud.